¿Porqué adoptar una mascota?

porqueadoptarunamascota

1. POR ELLOS:

  • Cada año se abandonan en México cerca de 200,000 perros, que sólo con la adopción encuentran una segunda oportunidad.
  • Tan sólo en el D.F. viven 5 millones de perros, de ellos 3 millones son callejeros y 1 millón son abandonados, número que crece día con día.
  • Por falta de recursos y como una forma de solucionar el problema, el gobierno recoge perros y los sacrifica en lugar de esterilizarlos y controlar su reproducción. En el D.F. se electrocutan alrededor de 5 mil perros al mes y sólo 20 mil al año son esterilizados.
  • En las protectoras encontrarás todo tipo de perros y gatos: de raza, criollos, adultos, jóvenes, chicos, medianos, gigantes… ¡El que busca encuentra!
  • Cuando adoptas a un animal de una protectora, estás dejando espacio para darle oportunidad a otras mascotas de ser cuidadas y protegidas.
  • No es cierto que los animales adultos no sean capaces de aprender y adaptarse a un nuevo hogar. Además tiene sus ventajas, son más tranquilos, y no te dejarán regalitos por la casa…
  • Cuando adoptas a una mascota que ya no es un cachorro, te ahorras el entrenamiento. Asimismo, cuando adoptas a un animal adulto, sabes exactamente cómo lucirá y cual es su temperamento.
  • Adoptar no tiene costo, o es mínimo en comparación con el precio de un ejemplar de raza. Incluso tendrá todas sus vacunas y estará esterilizado.
  • Generalmente los animales abandonados han pasado por situaciones muy malas, al adoptarlos les das el cariño que nunca han tenido.
  • A cambio, una mascota rescatada te dará amor incondicional, compañía permanente, alegría en todo momento, fidelidad absoluta y un eterno agradecimiento.
  • Los animales no son productos ni juguetes y con tantos que necesitan un buen hogar, ¡qué mejor que salvar uno! Te podemos asegurar que es la experiencia más gratificante de la vida.

2. POR NOSOTROS:

  • El cuidado y el afecto hacia una mascota adoptada promueven la salud y prolongan la vida, y hasta provocan algo tan saludable como la risa. Y es que, sin duda, ellos son un verdadero antídoto contra el estrés y una fuente inagotable de amor y compañía.
  • Mejoran la salud: estudios han demostrado que cuando los acariciamos la tensión arterial se reduce, además de producir efectos relajantes en nuestro organismo.
  • Disminuyen el sentimiento de soledad: su presencia constante hace que las personas se sientan más confiadas, seguras y protegidas.
  • Su compañía estimula el contacto físico y la comunicación: hablarle a tu mascota es más relajante debido a una sencilla razón: los animales no juzgan a las personas.
  • Incrementan el autoestima: los cuidados y atenciones que demandan las mascotas reducen el ocio, hacen que nos sintamos útiles y generan una estrecha relación. Son una constante fuente de motivación para su dueño.
  • Los niños aprenden: convivir con mascotas contribuye a que los niños aprendan valores positivos como el respeto hacia los animales y la vida, la amistad y el amor, crea sentido de responsabilidad y promueve la comunicación entre padres e hijos.
  • Te enseñan a amar: una mascota desarrolla en su dueño, no importa la edad que tenga, la sensación de ser siempre aceptado y querido.
  • Mejoran el humor: ellas son una fuente de alegría y diversión para toda la familia, y con su compañía nos enseñan a disfrutar de las cosas sencillas de la vida.
  • Estimulan el contacto social: tener una mascota es una buena manera de establecer contactos sociales más positivos, conociendo a otras personas con quienes compartir anécdotas y experiencias sobre ella, ampliando así el círculo de amistades.
  • Ayudan a estar en forma: los perros necesitan caminar y hacer ejercicio diariamente. Compartir con la mascota y disfrutar de esta actividad hace que tanto ella como su dueño se mantengan saludables.
  • Favorecen la recuperación de las enfermedades: las personas que poseen mascotas se recuperan más rápido de enfermedades como infartos y de cirugías, que aquellas que no las poseen.
  • Apoyan a personas discapacitadas: particularmente los perros pueden convertirse en los ojos, los oídos y las piernas de muchas personas que padecen ciertos impedimentos físicos.
  • Nos hacen más humanos: los cuidados y el amor hacia los animales nos hacen demostrar mayor empatía, compasión y actitudes positivas hacia ellos, y así aprendemos a actuar de la misma manera con las personas.
  • Liberan del estrés: los estudios llevados a cabo sobre personas que poseen mascotas y otras que no tienen, muestran que el primer grupo tiene estados de ánimo más altos y periodos menores de depresión.

3. POR UNA SOCIEDAD MEJOR.

  • Cuando adoptas haces un bien para tu comunidad ya que disminuyen los focos de infección por heces en las vías públicas y reduces los problemas de basura causados por perros hambrientos que buscan alimento entre los desechos.
  • Al adoptar evitas la proliferación de camadas no deseadas por lo que disminuyes el número de sacrificios innecesarios realizados para controlar la población canina.
  • Ayudas a erradicar mitos graves tales como: “los gatos son independientes y se ganan la vida con facilidad”, o “al perro lo recogerá alguien”. Un gato abandonado morirá de inanición o contagiado por enfermedades, y al igual que un perro morirá atropellado, de hambre o apaleado. Ese “alguien” no existe.
  • Cuando tu compras una mascota en una tienda contribuyes directamente a que se sigan explotando a los animales, a que se les siga viendo como mercancía y a que aumente la sobrepoblación, lo cual a su vez provoca más maltrato hacia ellos y más indiferencia.
  • No todas las tiendas de mascotas o criadores les dan el cuidado y cariño necesario a los animales que venden; más bien, suelen tenerlos encerrados en lugares muy pequeños e insalubres. ¿Alguna vez te has puesto a pensar en dónde terminan las mascotas cuando dejan de ser cachorros y nadie los compra?
  • Un gran problema que existe entre los mexicanos es que tenemos una cultura en la que los perros de raza son superiores. Por esta razón, muy pocas personas quieren adoptar un perro callejero o uno rescatado. ¡Adoptar demuestra que este paradigma puede cambiar!

¿YA TE CONVENCIMOS? Adopta una mascota con nosotros.

Menú Principal